El proyecto “Prevención de la Violencia desde los gobiernos locales” conocido también como “Territorios inclusivos” forma parte las acciones que se ejecutan en el marco de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica (ESCA) que los ocho países miembros del SICA implementan en el istmo.

Se le conocen como “territorios inclusivos” a seis microrregiones estratégicas de desarrollo e integración transfronteriza, donde se desarrolla el diseño e implementación de estrategias territoriales de prevención social de la violencia.

El factor clave: impulsar el involucramiento de las municipalidades y las asociaciones plurinacionales en la zona con el propósito de trabajar de forma articulada.

Este proyecto se encuentra en implementación desde 2015, con el cual se han logrado resultados en tres vías:

  • La ejecución de obras públicas para la recuperación de espacios urbanos en comunidades y barrios con población en situación de riesgo, convirtiéndolos en espacios de convivencia libres de violencia, a través del desarrollo de actividades de arte, cultura, deporte y recreación.
  • El fortalecimiento de las capacidades de los gobiernos municipales en la formulación y ejecución de políticas y planes integrales de prevención social de la violencia en territorios transfronterizos.
  • El empoderamiento de los grupos comúnmente vulnerables ante la violencia, a través de la participación: en la comunidad y en los Comités Nacionales de Prevención de la Violencia para la generación de nuevas capacidades y habilidades blandas para la vida.

Microrregiones

El proyecto intervino en seis microrregiones transfronterizas a través de tres sedes territoriales ubicadas a lo largo de la región centroamericana, previendo una serie de resultados y actividades tendientes a fortalecer a las 14 municipalidades y a las diferentes formas asociativas intermunicipales en los territorios seleccionados.

Este proyecto se encuentra en implementación desde 2015, con el cual se han logrado resultados en tres vías:

  • Microrregión 1:
    La Palma, Chalatenango, El Salvador; Metapán, Santa Ana, El Salvador; San Antonio Pajonal, Santa Ana, El Salvador; Atescatempa, Jutiapa, Guatemala; Camotán, Chiquimula, Guatemala; Santa Catarina Mita, Jutiapa, Guatemala; Ocotepeque, Ocotepeque, Honduras
  • Microrregión 2:
    El Triunfo, Choluteca, Honduras
  • Microrregión 3:
    Trojes, El Paraíso, Honduras
  • Microrregión 4:
    Los Chiles, Alajuela, Costa Rica
  • Microrregión 5:
    Changuinola, Bocas del Toro, Panamá; Talamanca, Limón, Costa Rica
  • Microrregión 6:
    Barú, Chiquirí, Panamá; Corredores, Puntarenas, Costa Rica

Resultados más destacados

  • Desarrollo de 42 obras de infraestructura orientadas a la creación o recuperación de espacios para la recreación, convivencia, prevención social de la violencia. Entre ellas: lugares de esparcimientos, canchas, centros de formación, bibliotecas, entre otros.
  • Conformación y funcionamiento de 14 comités municipales de prevención de la violencia en las microrregiones mencionadas, alineadas a las políticas nacionales de prevención de la violencia.
  • Elaboración participativa de 14 planes Municipales de Prevención de la Violencia.
  • Mapeo de riesgos y violencia. Se levantó una línea base de la situación de violencia en todos los municipios involucrados, y se elaboraron 70 mapas de riesgo de violencia, que, además, identificaban oportunidades para paliar dicha situación en el territorio.
  • Más de 18,400 personas participaron en procesos de capacitación y sensibilización en temas de prevención de la violencia.
  • Capacitación de 127 integrantes de los Comités Municipales de Prevención de la Violencia, en formulación, gestión y monitoreo de planes y políticas municipales de prevención de violencia.
  • Más de 200 emprendimientos recibieron insumos, materiales y equipo (60 hombres y 145 mujeres).
  • Formación de 559 personas (330 mujeres y 229 hombres) en temas como turismo general, electricidad, carpintería, contabilidad, zapatería, entre otros.
Boletín Informativo de la Secretaría General del SICA